Victoria Federica, una portada Borbón

La hija de la Infanta Elena protagoniza la portada de la revista Elle en la que habla de sus abuelos y desvela sus dotes como modelo

Victoria Federica quiere ser modelo e influencer

Foto: EfeVictoria Federica quiere ser modelo e influencer

Victoria Federica quiere ser modelo e influencer

“Quiero mostrarme ante la gente para que me vean como soy porque la imagen que se difunde de mí no es la verdadera, tengo las mismas inquietudes que cualquier otra chica de mi edad”. Estaba al caer. Desde que Victoria Federica de Marichalar y Borbón abriera sus redes, desde el mismo instante en que decidió que su futuro se asentaba en universo de las influencers, más tarde o más temprano iba a protagonizar una portada de cualquier revista femenina de prestigio. Ya está. El próximo viernes 18, la sobrina mayor de Felipe VI sorprenderá al mundo con su primera entrevista y un amplio reportaje de moda en Elle.

Ella, que siempre se ha mostrado reacia a hablar con la prensa, ha claudicado en favor de su futuro profesional como influencer social o profesional. “Tener visibilidad pública no es algo nuevo para mí, aunque me haya abierto al mundo ahora, por así decirlo; es una situación con la que vivo desde que nací. No creo que necesite presentarme, sinceramente. Presentada ya estoy”, afirma.

Hay que admitir que la benjamina Marichalar posee cierto allure natural, un saber estilo innato, probablemente alimentado por la pasión que su padre siempre ha mostrado hacia el universo de la moda.

A pesar de la alergia que siempre ha derrochado, Victoria parece que se ha dado cuenta de que si quiere prosperar en el mundo de los influencers lo suyo con los medios debe mutar hacia una relación simbiótica. Quid pro Quo. No en vano desde que ha abierto sus redes, Vic ha pasado de tener 3.000 a más de 130.000 seguidores. Veremos a ver si es capaz de soportar la presión de los paparazzi una vez que se publique semejante reportajazo.

Confiesa Victoria Federica en esta primera entrevista oficial que todos los valores que posee son el resultado de lo que le han inculcado en su casa desde niña. “No sólo a mí, también a mi hermano, por supuesto. De ahí que una de las cosas que más valore en la vida sea pasar tiempo de calidad con ellos”.

Estricta y disciplinada, le gusta hacer las cosas bien, afirma que consigue todo lo que se propone. Sin filtros, la primera entrevista que concede Victoria Federica se convierte en toda una presentación en sociedad, una reivindicación personal de su proyecto vital que alterna con sus estudios en la misma escuela que Froilán, el The College for International Studies (CIS) de la calle Velázquez. Un centro que cuesta alrededor de 20.000 euros al año y donde estudia Administración de Empresas.

Sostiene tajante que su abuelo es su persona favorita del mundo. “A nivel personal es un referente y le considero mi segundo padre, pero también para mucha gente en España ha sido importante. Lo sé porque se acercan para decírmelo”. Lo cierto es que ella siempre ha pasado por ser la nieta favorita del rey emérito, ambos comparten aficiones como los toros. "Soy una gran amante de la cultura y la tradición española, del flamenco y la tauromaquia. Una tarde en la plaza junto a mi abuelo forma parte de los momentos más especiales de mis recuerdos que guardo con infinito cariño".

Reconoce que desde que se fue a Abu Dabi no lo ve tanto, pero confirma que habla mucho con él. “Sigue siendo mi mayor fuente de inspiración. Lo será hasta que me muera", dice. Uno de los mejores consejos que le ha dado su abuelo es que sea ella misma “en todo lo que haga”.

No sólo tiene palabras para su abuelo. Victoria Federica admite que las dos mujeres a las que más admira son su madre y sus abuelas la Reina Sofía. "Son mis mayores referentes, porque han demostrado a lo largo de su vida, con sus actitudes, una gran sensibilidad a la hora de involucrarse en causas benéficas y darles voz. Nada me gustaría más en un futuro que seguir sus pasos y conseguir llevar a cabo proyectos tan relevantes como los que ellas han apoyado".

De Concepción Sáenz de Tejada guarda un Chanel al que se aferra como si ella estuviera en él.

Lo primero que hace por las mañanas es “dar gracias a Dios”. Lleva a su familia pegada en la piel. La concha que luce en una de sus muñecas es un homenaje a su abuela paterna. En la otra muñeca acechan tres puntos que representan a su madre, su hermano y su padre. Luce en el tobillo un velero copiado de una fotografía que tomó del último barco en el que estuvo navegando el rey Juan Carlos. Además, en la parte superior de la oreja izquierda brota un pequeño emoticono, una carita sonriente creada con dos puntos, un guion y un paréntesis. “De todos los tatuajes es el que más me representa, porque soy una persona muy feliz, alegre y divertida. Simple, pero muy descriptivo”, detalla.

Si quiere arrancar bien el día escucha Another Love de Tom Odell y su plan perfecto para una tarde de domingo es una sesión de Netflix. Le encanta jugar al parchís y su museo favorito es el Reina Sofía.

Enamorada de la moda desde bien pequeña, admite en la entrevista que su diseñador favorito es Virgil Abloh. Vicky siempre tan puntera. El creador de Off White, fallecido el pasado mes de noviembre tras dos años de tratamientos contra un tipo de cáncer poco habitual, fue una de las figuras más revolucionarias de la industria del lujo y del streetwear.

En la entrevista que Victoria Federica concede a la revista Elle se aplica con tesón a la hora de revelarse como una persona muy familiar. Pulula constantemente por esa faceta, quizá con una intención clara, limpiar la imagen que ésta recién estrenada influencer ha proyectado en los medios desde su nacimiento. Una especie de catarsis para que la conozcan y la miren con mejores ojos. Lo cierto es que en la entrevista Victoria Federica habla de toda la familia de la que puede hablar. Los Reyes, Felipe y Letizia, y sus dos primas, Leonor y Sofía, brillan por su ausencia.

Sobre el autor de esta publicación

Víctor L. Abajo

Víctor L. Abajo (Madrid, 1977), aprendió la profesión en RNE, As y Radio Voz antes de licenciarse en Periodismo y Comunicación Audiovisual por la Universidad San Pablo CEU. Desde el año 2000 está vinculado al periodismo digital, primero en Estrella Digital y posteriormente en Republica.com, lo que ha compaginado como freelance en prensa impresa, gestor de proyectos web, responsable de prensa de asociaciones de comerciantes y como redactor deportivo y tipster en Skoresmedia.