Rusia contempla emplear armas nucleares en caso de enfrentarse a una "amenaza existencial"

Ucrania asegura que las tropas rusas no avanzan pese al asedio de ciudades y Biden ve posible un ataque químico; Kiev afirma que al enemigo se le acaba la munición y el combustible; Rusia habría perdido casi 10.000 soldados durante la invasión de Ucrania

ucrania ataque en kiev

EPucrania ataque en kiev

Sigue en directo la guerra en Ucrania

Rusia contempla la posibilidad de usar armamento nuclear si se encuentra ante una "amenaza existencial", según ha reconocido este martes por la tarde el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, en una entrevista a la cadena estadounidense CNN. Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha dicho que hay señales claras" de que Vladimir Putin considera el uso de armas biológicas y químicas en Ucrania. "Ya las ha utilizado antes y sabemos lo que viene", ha dicho en una reunión con empresarios. Además, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha pedido este martes mayores sanciones y presiones a Rusia, a la vez que ha advertido de que la guerra en su país es la puerta de Vladimir Putin "para entrar en Europa".

Peskov ha reconocido en la entrevista a CNN que Rusia se plantearía recurrir a su arsenal atómico. "Si es una amenaza existencial para nuestro país, entonces puede ser", ha respondido el portavoz del Kremlin, al ser preguntado bajo qué circunstancias Moscú usaría su potencial nuclear.

EL portavoz del Kremlin también ha reconocido que Moscú "todavía no ha logrado" sus objetivos con la llamada "operación militar" en Ucrania, si bien ha defendido que esta avanza "estrictamente de acuerdo con los planes y propósitos que se establecieron". Además, Peskov ha reconocido que la invasión de Ucrania es "una operación seria con objetivos serios" y que en Moscú "nadie" pensó que se alcanzarían los objetivos en "un par de días".

Finalmente, ha defendido que el Ejército en territorio ucraniano tiene prohibido atacar a los civiles, y ha explicado que si la ciudadanía no intenta acabar con la vida de los soldados rusos, estos no responderán de forma violenta. "Hay ucranianos que cooperan, que trabajan con nuestro Ejército. Hay ucranianos que quieren evitar bajas y están en contacto con nuestro Ejército (...) Si no disparas a nuestros militares, si no intentas matarlos, nadie te tocará", ha zanjado el portavoz del Kremlin.

Zelenski pide más sanciones a Rusia

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha pedido este martes mayores sanciones y presiones a Rusia, a la vez que ha advertido de que la guerra en su país es la puerta de Vladimir Putin "para entrar en Europa".

El Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania ha informado en la noche de este lunes que las fuerzas rusas han sido rechazadas en la ciudad de Makariv, a 60 kilómetros al oeste de Kiev, la capital, donde esta noche han vuelto a sonar las alarmas antiaéreas. En ese sentido, el Ministerio de Defensa ucraniano subraya que las tropas rusas solo tienen reservas de municiones, combustible y alimentos para no más de tres días, según dice su último parte de guerra.

Zelenski sigue insistiendo en reunirse con Putin. Cree que es la única forma de llegar a un acuerdo. "Creo que, en este momento, sin una reunión con el presidente de la Federación Rusa en cualquier formato, y lo he estado repitiendo y proponiendo durante varios años, sin esta reunión no se puede entender realmente lo que están dispuestos a hacer para detener la guerra", ha señalado el mandatario ucraniano.

En este sentido, ha asegurado que en esta posible reunión con Putin "está dispuesto a plantear cuestiones sobre los territorios ocupados" de Crimea y el Donbás. "Son relevantes para nosotros y muy importantes. Pero estoy seguro de que esta decisión no se tomará en esa reunión", ha dicho, tal y como recogen las agencias ucranianas de noticias.

Por ello, ha insistido en que primero se debe dar "el primer paso hacia las garantías de seguridad y un alto el fuego", ha dicho el mandatario ucraniano. "Este proceso lo suficientemente largo será decidido por el Consejo y el pueblo de Ucrania", ha agregado.

El mandatario de Ucrania ha dicho previamente que, en cualquier caso, los compromisos que se apalabren con Rusia deberán ser ratificados por la ciudadanía ucraniana a través de un referéndum. "Le expliqué a todos los grupos de negociación, cuando se habla de todos estos cambios, y pueden ser históricos (...) llegaremos a un referéndum", ha dicho.

Los jefes de la diplomacia de Rusia y Ucrania se encontraron en Ankara el pasado 10 de marzo para llegar a un acuerdo de alto el fuego, aunque las negociaciones no dieron resultado.

Rusia ha planteado como condición para detener su ofensiva militar el reconocimiento de la anexión de Crimea, la independencia de Donetsk y Lugansk y la neutralidad de Ucrania. Esta última propuesta, la renuncia al ingreso en la OTAN, es la única que aceptaría Kiev.

Ataques a ciudades ucranianas

En su discurso, publicado en vídeo en su perfil oficial de Facebook, Zelenski ha enumerado varios ataques durante la jornada de este lunes, como por ejemplo en Jersón, donde "los ocupantes" dispararon contra personas que acudieron "pacíficamente" y "desarmadas" a una manifestación "por la libertad".

"Una columna de civiles fue atacada en la región de Zaporiyia. Había muchos niños. Cuatro niños fueron hospitalizados. Dos están en estado grave", ha señalado el mandatario ucraniano, quien también ha recordado la muerte de Boris Romanchenko, un ucraniano de 96 años que sobrevivió al campo de concentración de Buchenwald.

Este martes, Zelenski ha protagonizado una nueva intervención ante un Parlamento, esta vez el italiano, donde ha pedido mayores sanciones y presiones a Rusia y ha advertido que la guerra en su país es la puerta de Vladimir Putin "para entrar en Europa".

"La invasión dura desde hace 27 días, un mes, y necesitamos otras sanciones y otras presiones para que Rusia no pueda abastecerse de reservas militares en Libia o Siria, y para que vuelva la paz", dijo Zelenski, que fue recibido con los cerca de mil parlamentarios italianos puestos en pie y con un fuerte aplauso.

El mandatario ucraniano también advirtió de que el objetivo de Rusia es "influir a Europa" y "destruir sus valores, su democracia y sus derechos humanos", antes de añadir que "Ucrania es la puerta para el Ejército ruso porque quieren entrar en Europa".

Zelenski comenzó su discurso hablando de la conversación que mantuvo este martes por la mañana con el Papa Francisco, a quien le dijo que "el pueblo se ha convertido en el Ejercito" de Ucrania para defender el país "del mal, la destrucción y el esparcimiento de sangre que está causando el enemigo".

Recordó que ya son 117 los niños asesinados desde que comenzó la guerra, que hay miles de heridos, decenas de miles de familias sin hogar, cientos de miles a quienes han destruido sus casas y millones de personas que han tenido que dejar su hogar "por una guerra que ha empezado sólo una persona", en referencia a Putin, a quien no mencionó.

Zelenski explicó que la ciudad portuaria de Mariúpol ha sido arrasada y la comparó con Génova, al pedir a los parlamentarios que imaginasen esa ciudad italiana, con su importante puerto, totalmente destruida y desde donde sus habitantes escapasen a pie o en autobuses.

También comparó Kiev, "una capital de la que nace la cultura de un gran pueblo" con Roma, y aseguró que en la capital ucraniana están "al límite de la supervivencia". "En las ciudades cercanas a Kiev hay tropas rusas que torturan, violan y secuestran a los niños y se llevan nuestros bienes con sus camiones", denunció.

Por su parte, el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania ha asegurado que sigue rechazando los ataques en torno a Kiev. "En dirección a Mykolaiv, como resultado del contraataque de las unidades de las Fuerzas Armadas de Ucrania, el oponente se ve obligado a retirarse a la frontera. Durante el día, gracias a las acciones heroicas de nuestros defensores, se levantó la bandera nacional de Ucrania sobre la ciudad de Makariv", ha destacado.

Por otro lado, nuevas imágenes satelitales estadounidenses de la empresa Maxar Technologies tomadas este lunes muestran incendios de ataques militares y crecientes inundaciones del río Irpin, así como artillería rusa al oeste de la Base Aérea Antonov, controlada por Rusia, al noroeste de la capital, según ha adelantado la cadena estadounidense CNN.

En concreto, los incendios se pueden percibir en el centro de Irpin, ciudad cercana a la capital, cerca de un complejo gubernamental y en varios edificios de apartamentos. También se pueden observar, en otra imagen satelital, dos incendios en un grupo de edificios cerca de una escuela de la ciudad y una zona residencial próxima a un lago.

En otro punto del país, el alcalde de Chernígov, Vladislav Atroshenko, ha señalado que más de la mitad de la población ha abandonado la ciudad y que quedarían aproximadamente 130.000 civiles en la ciudad, que solía tener cerca de 285.000 personas", según recoge la agencia de noticias ucraniana Unian.

"Chernígov es importante para su historia. Putin ha dicho repetidamente que es la cuna de la ortodoxia", ha destacado Atroshenko, quien ha agregado que la ciudad está rodeada por todos los lados, tal y como recoge la agencia ucraniana de noticias Ukrinform.

Por su parte, las Fuerzas Armadas de Ucrania han afirmado que "las unidades invasoras" continúan bombardeando esta ciudad y otros asentamientos. "No cejan en el intento de avanzar hacia Brovary, pero por pérdidas no hay éxito en el ascenso", han destacado en su último informe.

En este sentido, han informado de que "aviación hostil" sigue destruyendo con misiles infraestructura civil en Kiev, Járkov y Donetsk. Cerca de la capital, donde han vuelto a sonar las alarmas antiaéreas en la noche de este lunes, el alcalde de Borispol, Volodimir Borisenko, ha pedido a los residentes que abandonen la ciudad.

"Hago un llamamiento a la población civil para que sea inteligente y se presente a nuestro centro de llamadas y, si es posible, abandone la ciudad", ha destacado en su perfil oficial de Facebook. Borispol tiene un toque de queda, al igual que Kiev, entre las 20.00 horas (hora local) de la tarde y las 7.00 horas (hora local) de la mañana.

Ucrania dice que las tropas rusas están contra las cuerdas

Las fuerzas rusas que han invadido Ucrania solo tienen reservas de municiones, combustible y alimentos para no más de tres días, según dice el último parte de guerra por el Ministerio de Defensa de Ucrania en el comienzo del vigesimoséptimo día de invasión.

Según este parte, "las fuerzas de ocupación rusas que operan en Ucrania tienen reservas de municiones y alimentos para no más de tres días. La situación es similar con el combustible, que se repone con camiones cisterna".

El Ministerio ucraniano de Defensa dijo que Rusia "no pudo establecer un oleoducto para satisfacer las necesidades de sus tropas" en las zonas en las que opera.

El parte del Ministerio ucraniano indicó que "no se han notado cambios significativos en la posición y naturaleza de las acciones de las fuerzas de defensa durante el último día".

Asimismo, durante las últimas 24 horas, agregó, "más de 9 objetivos aéreos enemigos han sido alcanzados por unidades de la Fuerza Aérea de las Fuerzas Armadas de Ucrania y la Defensa Aérea de las Fuerzas Terrestres". Se trata de 1 avión, 6 vehículos aéreos no tripulados (drones) y 2 helicópteros.

"Se han observado más acciones activas de aviones enemigos en las últimas 24 horas", según el parte de guerra ucraniano, que dice también que en la región de Lugansk se están produciendo actos de desobediencia civil porque "una gran parte de la población no apoya la política de los ocupantes y no tiene deseos de tomar las armas "

El ministro de Defensa ucraniano, Oleksii Reznikov, acusó a Rusia de estar cometiendo un "auténtico acto de genocidio contra la ciudad ucraniana de Mariúpol", tras reunirse en Londres con su homólogo británico, Ben Wallace. Durante una rueda de prensa conjunta, Reznikov declaró que desde hace tres semanas "400.000 ciudadanos se vieron rodeados sin agua, comida y casi sin conexiones".

El político apuntó que, durante 25 días de contienda, el Ejército ruso mató a "150 niños ucranianos y destruyó más de 400 escuelas y guarderías", así como 110 hospitales, y aniquilado a "miles y miles de civiles".

Rusia señala a Ucrania por no permitir los corredores

El coronel general Mijail Mizintsev ha criticado a la parte ucraniana por no acordar un solo corredor humanitario en la jornada de este lunes y ha asegurado que millones de civiles están siendo retenidos por el Ejército ucraniano como "escudos humanos".

El Ministerio de Defensa ruso ha señalado que los "nacionalistas" ucranianos planeaban establecer campos de tiro en los hospitales de las ciudades de Odesa y Chernígov, aunque esto no ha sido posible verificarlo por fuentes independientes, según ha recogido la agencia de noticias DPA.

Por otro lado, el Ministerio de Defensa ruso también ha informado de que los militares rusos han garantizado la seguridad de un convoy que entregó 20 toneladas de ayuda humanitaria a la ciudad de Melitópol, en la región de Zaporiyia, según recoge la agencia de noticias TASS.

Con respecto a la ayuda humanitaria, aviones de la aviación de transporte militar del Distrito Militar del Este entregaron alrededor de 100 toneladas de ayuda humanitaria a los residentes de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, según el servicio de prensa del Distrito Militar del Este.

Este martes han surgido además informaciones que revelan el coste de la intervención para Rusia. Hasta el momento, el Kremlin había mantenido en secreto el número de bajas en las filas rusas, con un único informe oficial el pasado 2 de marzo en el que admitía 498 muertes. Pero este martes, la web 'Komsomolskaya Pravda' informaba que, citando datos del Ministerio de Defensa ruso, 9.861 soldados rusos habrían muerto en Ucrania y 16.153 habrían resultado heridos. Entre los fallecidos hay altos mandos, incluidos los de las unidades de paracaidistas de élite.

El Kremlin rehusó martes comentar esta información publicada y eliminada enseguida en el tabloide ruso. "No disponemos de esa información y no forma parte de nuestras facultades (...). Hemos dicho desde el principio que lo que se refiere a las cifras corresponde al Ministerio de Defensa" pronunciarse, dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa telefónica diaria.

El tabloide 'Komsomolskaya Pravda' publicó en concreto que casi 10.000 soldados de Rusia han muerto en Ucrania desde el pasado 24 de febrero, pero después la información desapareció de la web del rotativo. Este martes, el periódico afirmó que la publicación fue producto de un hackeo que desde hace semanas sufren varios medios de comunicación rusos.

Biden advierte sobre las armas químicas

Por otro lado, Biden gradeció este lunes a los directores ejecutivos de varias empresas estadounidenses el apoyo demostrado a Ucrania con la suspensión de operaciones en Rusia.

"Me complace ver a las empresas estadounidense cumplir su parte al hacer donaciones para Ucrania y cerrar sus operaciones (en Rusia) sin que nadie se lo pidiera", dijo Biden durante un encuentro con empresarios en Washington.

A dos días de que Biden viaje a Bruselas para participar en una cumbre de la OTAN sobre Ucrania, el mandatario dijo que el presidente ruso, Vladímir Putin, esperaba encontrarse una Alianza Atlántica "dividida", algo que no ha ocurrido.

"Puedo asegurarles que la OTAN no ha estado más fuerte y unida en toda su historia. Y eso se debe en gran parte debido a Putin", expresó.

En ese encuentro, reiteró su sospecha de que Moscú se está planteando atacar a Ucrania con armas químicas bajo el pretexto de que Estados Unidos tiene armas biológicas en ese país, algo que Biden dijo que es "simplemente falso".

"También están sugiriendo que Ucrania tiene armas biológicas y químicas, una señal clara de que está considerando usarlas", ha subrayado.

"Ya las ha utilizado antes y sabemos lo que viene", sugiriendo que un ataque de ese tipo podría producirse en breve.

Biden llegará a Bruselas la noche del miércoles y el jueves participará en tres cumbres: la de líderes de la OTAN, la de la Unión Europea (UE) y otra del G7, antes de dar una rueda de prensa.

El viernes despegará hacia Polonia, donde su agenda no está demasiado clara todavía, más allá de la reunión que tiene programada el sábado con el presidente polaco, Andrzej Duda, antes de volar de vuelta a Washington.

Primera rotación de personal en Chernóbil

En otro orden de cosas, Ucrania ha completado la primera rotación de personal en la antigua planta nuclear de Chernóbil desde el inicio de la invasión rusa hace casi un mes, confirmó el OIEA, la agencia nuclear de la ONU.

De esta forma, casi dos centenares de técnicos y personal de seguridad de la planta pudieron volver a sus casas para descansar, señaló el director del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi.

Según la autoridad reguladora nuclear de Ucrania, la mitad del turno saliente del personal técnico abandonó el domingo el lugar del accidente nuclear de 1986 y el resto lo hizo hoy.

Biden y sus aliados preparan más sanciones

Estados Unidos y sus aliados anunciarán el próximo jueves en Bruselas nuevas sanciones contra Rusia por la invasión de Ucrania, durante la visita del presidente estadounidense, Joe Biden, a Europa. Así lo ha señalado este martes el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, en una rueda prensa, en la que ofreció algunas pinceladas del viaje del mandatario a Bélgica y a Polonia.

Sullivan no quiso precisar cuál será ese castigo, pero indicó que se tratará de "un esfuerzo conjunto para reprimir la evasión de sanciones por parte de cualquier país que ayude a Rusia a socavar, debilitar o esquivar las sanciones".

Biden tiene previsto partir este miércoles hacia Bruselas para participar un día después en las reuniones de la OTAN, el G7 y el Consejo Europeo, antes de trasladarse a Polonia. "El presidente viajará a Europa mañana para reforzar la unidad increíble que hemos construido con nuestros aliados y socios en respuesta a la invasión brutal de Rusia a Ucrania y consultar sobre los siguiente pasos" a tomar, ha señalado Sullivan.

El responsable estadounidense subrayó que desde el inicio de la invasión su país ha ayudado a Ucrania a defenderse con el suministro de armas y de equipamiento militar, ha impuesto "costes económicos graves y crecientes" a Rusia con la aplicación de sanciones junto a sus aliados y ha fortalecido el flanco este de la OTAN. "Hemos adoptado movimientos decisivos en estos tres frentes -agregó Sullivan- y el viaje del presidente Biden implicará nuevas acciones en cada uno de estos tres frentes".

Sullivan resumió que en Bruselas el mandatario asistirá a una reunión de emergencia de la OTAN con los líderes de otros 29 países, además de verse con los dirigentes del G7 y de hablar ante una sesión del Consejo Europeo. Biden "tendrá ocasión de coordinar la siguiente fase de la asistencia militar a Ucrania y se unirá a nuestros socios para imponer más sanciones a Rusia y reforzar las existentes", remarcó el asesor de seguridad nacional.

Galería de Imágenes

  • Descripcipoón genérica
    1 / 3

    Un vehículo ruso destruido en Járkov

  • Descripcipoón genérica
    2 / 3

    Una imagen satelital proporcionada por Maxar Technologies muestra una imagen aérea de un ataque sobre Chernígov

  • Descripcipoón genérica
    3 / 3

    Diputados del parlamento italiano aplauden a Zelenski

Sobre el autor de esta publicación

Arturo Carretero

Arturo Carretero (Madrid, 1985) es licenciado en Periodismo. Empezó a dar pasos en la profesión como redactor del teletexto de Cuatro y LaSexta. Posteriormente llegó a Estrella Digital, donde cubrió la información de sociedad y, más tarde, la de política nacional desde el Congreso de los Diputados. En 2011 desembarcó en República.com, donde trabaja como redactor en varias secciones, empleo que ha compaginado con diferentes proyectos, como el blog de viajes Viajealsol.com