El PSOE impide que Sánchez explique este miércoles al Congreso su giro sobre el Sáhara Occidental

La comparecencia, que reclama toda la oposición, previsiblemente tendrá lugar el 30 de marzo y en ella hablará también de otros temas como la cumbre europea

Sánchez reclama a PP y Unidas Podemos "patriotismo europeo" para un "acuerdo de país"

EFEPedro Sánchez

Sánchez reclama a PP y Unidas Podemos "patriotismo europeo" para un "acuerdo de país"El PSOE ha impedido que el Congreso citase este mismo miércoles al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ante el Pleno para explicar el cambio de opinión del Ejecutivo sobre el Sáhara Occidental, una comparecencia que reclama toda la oposición y que previsiblemente tendrá lugar el 30 de marzo.

Según han informado a Europa Press fuentes parlamentarias, en la Junta de Portavoces de este martes, el PNV ha solicitado modificar el orden del día del Pleno de esta semana para incluir las explicaciones del presidente sobre su viraje respecto a la ex colonia española al avalar el plan de autonomía que plantea Marruecos.

El PP se ha sumado y ha ofrecido que se citase a Sánchez sobre la base de la petición de comparecencia que el Grupo Popular registró el pasado sábado, que ha sido calificada por la Mesa del Congreso esta misma mañana. Las registradas por el resto de formaciones no han pasado aún el filtro del órgano de gobierno de la Cámara y no podían debatirse todavía.

Sin embargo, modificar el orden del día del Pleno de la semana en curso requiere unanimidad y el PSOE no ha accedido. Distintos miembros de la Junta de Portavoces sostienen que Unidas Podemos no ha intervenido en este debate.

Antes de la reunión de la junta, el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, había anunciado en rueda de prensa que, según le había comunicado su homólogo del PSOE, Héctor Gómez, la comparecencia de Sánchez tendría lugar el día 30 y que la previsión era que informara tanto sobre el giro relativo al Sáhara como del resultado del Consejo Europeo de esta semana en el que se debatirán medidas para atajar la subida del precio de la energía por la guerra de Ucrania.

Pero después, en su propia intervención ante los medios Gómez ha garantizado que Sánchez acudirá a la Cámara, pero ha informado de que la Junta ni siquiera había fijado fecha a la comparecencia sobre el Consejo Europeo.

El dirigente socialista ha señalado que Sánchez --que sí estará a primera hora de este miércoles en el Congreso para participar en la sesión de control--, está estos días inmerso en su ronda europea preparatoria de la cumbre que arranca el jueves y que ya se comunicaría más adelante en qué fecha puede acudir a la Cámara para dar cuenta de los temas que sean pertinentes.

Este miércoles, Albares

En este contexto, ha recordado que el Congreso ya tiene fijada para este miércoles a las cuatro de la tarde la comparecencia del ministro del ramo, José Manuel Albares, ante la comisión parlamentaria del ramo.

Gómez no ha descartado que pueda convocarse un Pleno monográfico sobre el Sáhara, como reclama la oposición, pero los demás grupos dan por hecho que al final se acabará convocando una comparecencia para el día 30 en la que hablará de varios temas.

De hecho, la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ha garantizado que Sánchez dará cumplidas explicaciones en sede parlamentaria no sólo sobre la cita comunitaria de esta semana y el nuevo marco de relaciones con Marruecos, sino también sobre del plan nacional de respuesta a la crisis económica agravada por la guerra en Ucrania --que el Gobierno prevé aprobar el día 29-- y también de la próxima Cumbre de la OTAN.

"Como es habitual (tras un Consejo Europeo), el presidente comparecerá en el Congreso, máxime cuando les decimos que es un Consejo muy importante --ha señalado en la rueda de prensa en Moncloa--. Estamos ajustando las fechas y muy probablemente será el próximo miércoles".

Moncloa evita la autocrítica

Rodríguez ha evitado hacer autocrítica por la manera en que se ha producido el cambio de postura de Sánchez en relación con el Sáhara Occidental y el hecho de que no se comunicara ni a Podemos ni a la oposición de antemano y tampoco ha querido brindar detalles sobre el "acuerdo" con Marruecos.

Pese a la insistencia de los periodistas durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que la han preguntado por las críticas hacia el Gobierno tanto desde los socios de coalición como por el PP y si hace autocrítica de cómo se ha gestionado todo sin consulta previa, la ministra ha esquivado la respuesta.

Rodríguez ha dicho que el Gobierno se congratula del "acuerdo" con Marruecos que ha permitido la reanudación de las relaciones bilaterales y ha defendido que "es una buena noticia para España". "Nos felicitamos porque redunda en la estabilidad, la integridad territorial y la prosperidad de España", ha sostenido, pero no ha querido entrar a comentar si la integridad del país estaba comprometida antes de ello.

"En el momento que inauguramos nueva etapa lo conveniente es mirar hacia delante y no hacia atrás", ha replicado la portavoz, insistiendo en que el Gobierno está "satisfecho con este acuerdo, que significa recomponer las relaciones diplomáticas" con un país vecino y estratégico y en el que se había venido trabajando desde hace meses. "La diplomacia requiere de tiempo y en ocasiones de discreción", ha esgrimido.

En cuanto a si se informó o no previamente a Argelia del cambio de postura del Gobierno, después de que Argel desmintiera al Ejecutivo y asegurara que no hubo comunicación previa, la portavoz se ha escudado en que se trata de un acuerdo entre España y Marruecos, "no con terceros países".

Con todo, la también ministra de Política Territorial ha reiterado el mantra que se ha venido repitiendo desde el Ejecutivo de que Argelia es "un socio sólido, estratégico y prioritario" para España y también un suministrador de energía "fiable".

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha abundado en esta línea. "La relación hasta ahora ha sido excelente y esperamos que siga siendo así", ha confiado, haciendo especial hincapié en que "una buena muy parte está basada en las relaciones entre compañías privadas". "Nuestro deseo es que esto siga siendo así y funcionando con normalidad", ha añadido, tras ser preguntada si cabe la posibilidad de que Argelia opte por reducir el suministro de gas a España o por aumentar los precios en represalia por la decisión del Ejecutivo, que ya ha provocado que Argel llame a consultas a su embajador en Madrid.

Por último, y en lo que se refiere a la posición del Gobierno respecto al Sáhara, Rodríguez ha dicho que "España se mantiene en la misma posición". Dicha posición, ha acotado, es que "se debe buscar una solución en el marco de Naciones Unidas y que sea mutuamente aceptada", lo que supone reiterar la postura que hasta ahora habían venido defendiendo los sucesivos gobiernos.

Respecto al plan de autonomía para la antigua colonia española propuesto por Marruecos en 2007, ha indicado que el Gobierno cree que "puede permitir avanzar y es la base más realista para alcanzar una solución", insistiendo en todo caso en que "la solución debe producirse en el marco de la ONU y ser mutuamente aceptada por las partes", es decir, Marruecos y el Frente Polisario.

Sobre el autor de esta publicación

Luis Villajos

Luis Villajos (Madrid, 1982) es subdirector de Republica.com. Lleva más de una década, casi desde su fundación, trabajando en este diario. Su paso por diferentes puestos hasta el actual le confieren una amplia visión del funcionamiento de la redacción. Está especializado en información política, aunque también le interesan la actualidad internacional y los temas de denuncia social.