La comisaria jefe de Pontevedra, sobre los disturbios por el procés: "Ya les gustaría a algunas que las violase un antidisturbios"

El ministerio del Interior cesa de manera fulminante a Estíbaliz Palma, comisaria jefe de Pontevedra

Comisaria de Pontevedra

Diputación de PontevedraComisaria de Pontevedra

La comisaria Estíbaliz Palma, jefa de la Policía Nacional en Pontenvedra, se ha convertido muy a su pesar en protagonista de una polémica historia. Varios componentes del cuerpo se reunieron el pasado 11 de marzo en un restaurante de Vigo para despedir a Iván, un agente de perteneciente a las Unidades de Intervención Policial (UIP) obligado a jubilarse por las secuelas de las heridas sufridas durante los disturbios contra la sentencia del procés, en otoño de 2019. Palma se dispone a dedicar unas palabras a su compañero recordando entre risas y bromas y reflexiona sobre las críticas que recibió la policía española durante sus actuaciones en las protestas por la sentencia: "Hubo 48 horas en que parecía que la Policía Nacional se había transformado y, de repente, violaba, maltrataba y no sé qué cuántas cosas hacía más, que ya les gustaría a algunas que las violara un antidisturbios", según asegura elDiario.es. Sus palabras han provocado que este martes por la mañana la Policía Nacional le haya cesado de su cargo.

Palma llegó a Pontevedra como jefa de la comisaría, cargo de libre designación, precisamente en octubre de 2019. Ella misma relataba ante sus compañeros que en aquellos momentos se encontraba en Pozuelo de Alarcón, donde llegó ya siendo comisaria de la Policía Nacional, unas palabras que tampoco se han librado de la polémica. "Pozuelo es una plaza nacional, no republicana... O sea, era un ambiente genial cuando hacías una charla... Pero hubo un momento... mis hijos con redes sociales decían: 'Mamá, ¿qué hace la policía en Cataluña?'", relataba. La localidad madrileña, de las más ricas de España y gobernada por el Partido Popular, es calificada por Palma como "zona nacional" en referencia al territorio controlado por el bando franquista durante la Guerra Civil.

Tras conocer sus palabras, la Dirección General de la Policía ha decidido cesar a Palma como comisaria provincial de Pontevedra, según avanza este martes un portavoz de Interior. Desde el ministerio aclaran que tras tener conocimiento de los hechos y las grabaciones adelantadas por eldiario.es, se pusieron en contacto con la propia Estíbaliz Palma, que "admitió los extremos" y se procedió a su cese tras el que se abre el proceso para designar a un nuevo comisario provincial.

La comisaria no es una desconocida en el cuerpo, durante sus años como agente ha desempeñado el puesto de secretaria de la Mujer en el Sindicato Profesional de Policía, desde donde ha defendido la necesidad de una igualdad real entre hombres y mujeres dentro de la Policía Nacional.

Su discurso no fue el único durante el acto. El ministro del Interior, Fernando Grande -Marlaska quiso despedir a Iván en un vídeo que se proyectó durante la comida y en el que asegura que su jubilación por incapacidad "no es una despedida", le desea suerte y asegura que siempre será "un compañero ejemplar" para todos aquellos que componen el cuerpo.

Durante aquellos días de octubre de 2019 fueron muchas las impactantes imágenes que dejaron las protestas por la sentencia que condenaba a los líderes independentistas a entre 9 y 13 años de cárcel por sedición y malversación. Iván, un agente de 41 años por aquel entonces y perteneciente al indicativo Raya 32 de la UIP, se convirtió en protagonistas de una de ellas. Según cuenta elDiario.es, el agente se desplomó durante una lluvia de piedras que le reventaron el casco. El impacto, que le mantuvo cinco días en coma, le ha generado una lesión neurológica que le afecta a la visibilidad de un ojo y por la que Interior le concedió en 2020 la jubilación por incapacidad.

Las sentencias de los líderes del 1-O derivaron en fuertes enfrentamientos entre manifestantes y Fuerzas de Seguridad con la plaza barcelonesa en la plaza de Urquinaona. Cerca de 600 personas resultaron heridas durante aquellos días. Cuatro personas perdieron un ojo, un joven perdió un testículo y una joven resultó herida grave por un traumatismo craneoencefálico. Además, como consecuencia de los mismos requirieron atención médica 288 agentes entre Mossos d’Esquadra, Guardia Urbana y Policía Nacional.

Sobre el autor de esta publicación

Amanda Rodríguez

Amanda Rodríguez (Badajoz, 1988) es licenciada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Desde 2012, año en el que comenzó su andanza laboral, forma parte de la familia de República.com, donde comenzó a dar los primeros pasos de su carrera. A lo largo de una década ha pasado por varias secciones como Ciencia o Economía, aunque en Sociedad es donde desempeña gran parte de su función.