El Ejecutivo baraja limitar el precio de los carburantes para los camioneros

El Gobierno trata de impedir que el aumento del coste de gasóleo anule la subvención de 500 millones prometida a los transportistas

huelga transporte carburantes

EFEhuelga transporte carburantes

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha adelantado este martes que el Gobierno se está planteando limitar el precio de los carburantes para los camioneros siempre que obtenga el visto bueno de la Comisión Europea y ha pedido un "voto de confianza" porque, según ha argumentado, las medidas en las que trabaja el Ejecutivo para ayudar al sector ante al alza de los carburantes serán "efectivas" y se concretarán "en los próximos días". La ministra se ha pronunciando así en el noveno día de paro de transportistas, cuyas secuelas comienzan a notarse ya en las estanterías de los supermercados.

Según señala El País este martes, la propuesta desvelada por Sánchez no sería una "limitación general de los precios de los carburantes", sino un tope para evitar que una subida del gasóleo que borrase el impacto positivo de las bonificaciones por 500 millones que el Ejecutivo se ha comprometido a aplicar para mitigar el impacto del alto coste de los combustibles para los transportistas.

"Somos muy conscientes de las reclamaciones del sector y, en concreto, de los autónomos. Las medidas que se van a aplicar están muy pensadas en ellos y, por tanto, yo les pido un voto de confianza. Esas medidas van a ser efectivas y las concretaremos en las próximos días. No se ha realizado esa concreción porque queremos plantear un conjunto de medidas que sean más integrales", ha explicado Sánchez en declaraciones a Telecinco.

La ministra ha subrayado que concretar ahora qué es lo que se va a hacer, sin asegurar que se puedan adoptar otras medidas que, por ejemplo, limiten la subida de precios, "podría hacer que lo que se haga resultara ineficaz". Así, Sánchez ha pedido a los autónomos y transportistas que están secundando el paro que reemprendan su actividad porque, según ha insistido, las medidas que se adopten "serán efectivas" y el Gobierno es "sensible" y comparte sus reivindicaciones.

La ministra ha negado que Fenadismer se haya sumado el paro convocado por la Plataforma en Defensa del Transporte de Mercancías, sino que sólo ha expresado, en su opinión, que falta concreción a las propuestas que puso el Gobierno sobre la mesa y que fueron "validadas y convalidadas" por la mayoría del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), al que pertenece Fenadismer.

Lo que se acordó en la reunión con la CNTC, que dice representar al 85% del sector, es una bonificación para el pago de los carburantes de 500 millones de euros a partir del 1 de abril para compensar el impacto que la subida del petróleo está ocasionando en los transportistas.

La ministra ha explicado que esta es la cantidad que se calcula que tendrá el impacto de esta bonificación en el sector, pero ha añadido que cuando se conozca el Plan Nacional de Respuesta a la Guerra en el que está trabajando el Gobierno se sabrá cuál es el efecto total del plan.

Por otro lado, Sánchez ha negado que "metiera la pata" al afirmar que se trataba de una movilización minoritaria, vinculada a grupos violentos.

"Cuando se inició esta movilización era una sector muy minoritario. Seguimos condenando la violencia, la intimidación y la coacción que se ha producido, una minoría que estaba impidiendo el desarrollo normal del trabajo por parte de muchos transportistas que querían seguir trabajando, que ha motivado que tengamos que articular un dispositivo de más de 24.000 agentes para asegurar que los transportistas pudieran trabajar y que se hayan realizado más de 4.200 convoyes para escoltar a los transportistas. Es una realidad que se dio", ha asegurado.

En su opinión, es un "hecho incontestable" que una minoría "ha intentado exaltar" y que consiguió en un momento determinado generar "mucha crisis y tensión en el sector". "Eso no niega que seamos sensibles a la situación de un sector que lo está pasando mal, en condiciones muy duras, pero estamos defendiendo en las instituciones europeas y trabajando en el seno del Gobierno medidas efectivas que tendrán un impacto directo sobre los transportistas y la ciudadanía", ha concluido.

Planas, preocupado: "O tendemos puentes o la situación va a ser complicada"

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha dicho este martes que la huelga de transportistas está poniendo en riesgo el abastecimiento agroalimentario y que si no se intentan tender puentes y acuerdos entre todos la situación va a ser muy complicada. "El Gobierno hizo una oferta muy sólida para responder a los problemas del sector del transporte y hace falta también de parte de todos una buena disposición constructiva", ha manifestado Planas en una entrevista en la cadena SER.

Planas ha mostrado preocupación por el suministro, reconociendo que ha habido "incidencias" pero asegurando que el funcionamiento en los mercas ha sido "casi normal" y que las faltas de productos en los supermercados ha sido "puntual" e influida no solo por la huelga, sino también porque "las compras han sido muy superiores, hasta un 20 %".

Respecto al paro en la flota pesquera, afectada por la subida de los combustibles, ha dicho que estos costes han pasado en este sector de representar un 22 o 23 % de su operación a ser más del 50 % y que eso es "insoportable" desde el punto de vista de los costes.

En ese sentido, ha recordado que este lunes España obtuvo 64,5 millones de euros del fondo de crisis activado por la Comisión Europea para apoyar a agricultores y ganaderos y ha dicho que confía en que se movilicen fondos también para la pesca.

El transporte de viajeros se une a las protestas

Mientras el Gobierno sigue sin ofrecer soluciones concretas se le abren nuevos frentes. Taxistas y conductores de vehículos de alquiler, ambulancias y autobuses de transporte no regular también se manifestarán el próximo domingo en Madrid en protesta por el alza de los precios de la energía.

Así lo ha anunciado este martes el departamento de viajeros del Comité Nacional de Transportes por Carretera (CNTC), que convoca la manifestación con independencia de lo que mañana ocurra en la reunión que mantendrán con la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, para "trasladarle la crítica situación que atraviesa el sector por la subida exponencial de los precios de la energía".

El presidente de la Asociación Nacional del Taxi (ANTAXI), Julio Sanz, que representa los intereses de este colectivo en el CNTC y que acudirá a la reunión de mañana con la ministra, considera que el transporte de viajeros por carretera tendrá "serios problemas para mantenerse", si continúa la subida de precios de la energía. Por ello, este miércoles le pedirán a la ministra que adopte medidas de forma inmediata para garantizar la supervivencia del sector.

Sanz ha recordado, además, que "en países como Portugal ya cuentan con estas ayudas y en otros como Francia, están aprobadas y entran en vigor el 1 de abril", por lo que apelan a la "voluntad política del Gobierno para contribuir a hacer menos mala esta situación". "Sabemos que la situación es complicada de forma generalizada, pero confiamos en que el Ejecutivo utilice los recursos a su disposición para garantizar la supervivencia de este tipo de transporte que da servicio a toda España", ha concluido Sanz.

Sobre el autor de esta publicación

Amanda Rodríguez

Amanda Rodríguez (Badajoz, 1988) es licenciada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Desde 2012, año en el que comenzó su andanza laboral, forma parte de la familia de República.com, donde comenzó a dar los primeros pasos de su carrera. A lo largo de una década ha pasado por varias secciones como Ciencia o Economía, aunque en Sociedad es donde desempeña gran parte de su función.