El clásico consagra a Xavi, el alumno aventajado de Guardiola

El entrenador del Barça es el gran triunfador del partido del Bernabéu al recuperar su equipo la impronta que había perdido en los últimos años

Xavi lamenta una ocasión fallada por el Barça en el Bernabéu

Foto: Efexavi5

La goleada infringida por el Barcelona al Real Madrid en el clásico del fútbol español del domingo (0-4), tuvo un claro vencedor que no estuvo sobre el césped: Xavi Hernández. El técnico de Terrasa ha caído de pie en la Ciudad Condal. Y lo ha hecho con la filosofía de toque con la que Guardiola llevó al Barça a sus cotas más altas. Un Guardiola que a su vez seguía los pasos de la semilla plantada por Johann Cruyff en el Camp Nou. Una seña de identidad que regresa al Barça.

Los 300 aficionados del Barça en el Bernabéu tenían muy claro anoche quién era el máximo responsable del baño que su equipo le estaba dando al Real Madrid. Porque además de los habituales cánticos de apoyo a su equipo, los insultos a los rivales o los ‘olés’ junto al “eo, eo eo, esto es un chorreo” al que dio pie en su día el expresidente Boluda, un nombre era coreado una y otra vez, el de Xavi Hernandez. Porque el técnico catalán, junto con Simeone en el Wanda Metropolitano, es ya el entrenador que recibe más aliento, o agradecimiento personalizado, de sus seguidores.

Xavi aterrizó en El Prat dejando muy claro cuál iba a ser su filosofía. "Mi idea es que el jugador disfrute y yo entiendo que disfruta a partir de tener de tener el balón. Yo quiero tener el balón el máximo tiempo posible porque me he he criado en la escuela de Cruyff, Guardiola, Rijkaard o Van Gaal. Si tú tienes el balón el contrario no lo tiene y ya nos estamos defendiendo con balón, y si yo tengo el balón, tengo más posibilidades de marcar gol”, aseguraba el entrenador del Barça.

Un Xavi que aunque pretende que sus equipos mantengan la etiqueta de Guardiola o Cruyff ha absorbido aspectos de los otros técnicos.

De Van Gaal, la preparación. "Me acuerdo mucho de sus consejos y sus ejercicios. Era muy obsesivo en el trabajo, en su forma de entrenar. Y me demostró que tenía razón en sus decisiones", aseguraba.

O de Luis Aragonés, con quien coincidió en la selección española la importancia de marcar un estilo. “Luis fue el entrenador con el que más horas he pasado hablando de futbol, a veces horas Y a veces del estilo: ‘ésa es la clave, Xavi, saber a qué queremos jugar’”, rememora el ahora técnico barcelonista quien también recuerda que ‘el sabio de Hortaleza’ otorgaba mucha importancia a “juntar a los buenos en el campo” y a “no tener miedo a nadie, fuera quien fuera el rival”.

Es cierto que para la consagración de este domingo en el campo del eterno rival, Xavi ha tenido la ayuda de unos acertados fichajes de los que no dispuso Koeman, como el holandés no se cansa de recordar una y otra vez. Porque indudablemente, Aubameyang (bigoleador ayer), Ferran Torres (que también marcó) y el resto de contrataciones han elevado sobremanera la calidad del equipo azulgrana.

Pero no es menos cierto que ya en el mes de enero el Barcelona estuvo a punto de doblegar al Real Madrid en las semifinales de la Supercopa de España. El Barça tenía al conjunto madridista contra las cuerdas pero un contragolpe dio el pase a la final del torneo de Arabia Saudí a los de Ancelotti.

Por aquel entonces resultaron llamativas las felicitaciones en el vestuario del presidente barcelonista a sus jugadores y al técnico tras la derrota. Pero su vaticinio de que ese “era el camino” se ha cumplido. No sólo porque el Barça ha remontado el vuelo, afianzándose en la zona de Champions, llegando a cuartos de la Liga Europa o ganando en el Bernabéu, si no porque lo ha hecho con una seña de identidad propia. Se sabe a lo que juega el Barça.

Estadísticas para soñar

Son ya 25 los partidos oficiales que ha jugado el conjunto catalán con Xavi Hernández en el banquillo. De ellos, 16 fueron en Liga, 2 en Champions, 4 en la Liga Europa, 2 en la Copa del Rey y 1 en la Supercopa de España. Y el balance es más que positivo, con 14 triunfos, 7 empates y 4 derrotas.

En la Liga es donde más se ha notado estadísticamente la mejoría azulgrana, porque tras 16 encuentros disputados el Barça ha firmado 11 triunfos, 4 empates y 1 sola derrota, con 37 goles a favor y 14 en contra.

Y el Barça ha pasado de pensar que acceder a la Champions era una misión harto complicada, a situarse a sólo 3 puntos de la segunda plaza, teniendo todavía pendiente de disputar un encuentro aplazado frente al Rayo. En caso de sumar los tres puntos en ese choque, el Barça estaría a nueve puntos del liderato del Real Madrid e incluso los más osados ya dicen en voz alta en la Ciudad Condal que "la Liga es posible".

Xavi ve complicada la remontada pero mostró tras el encuentro de ayer su satisfacción porque el resultado refuerce su proyecto. "Es difícil, hemos ganado, el goal-average también, y tiene que perder el Madrid tres partidos, pero no lo podemos descartar. Para mí como entrenador significa mucho, soy un novato en esto y me refuerza mucho. El Barcelona tiene que competir jugando de esta manera", explicó.

"Éste es el camino, éste es el modelo y la idea de juego perfectas para el Barça, tenemos jugadores que entienden o están entendiendo el juego. Se puede competir jugando de esta manera", sentenció Xavi, un entrenador que ha tardado muy pocos meses en consagrarse y en imponer un estilo en el Barça que rememora al equipo que bordó el fútbol con Guardiola.

Sobre el autor de esta publicación

Víctor L. Abajo

Víctor L. Abajo (Madrid, 1977), aprendió la profesión en RNE, As y Radio Voz antes de licenciarse en Periodismo y Comunicación Audiovisual por la Universidad San Pablo CEU. Desde el año 2000 está vinculado al periodismo digital, primero en Estrella Digital y posteriormente en Republica.com, lo que ha compaginado como freelance en prensa impresa, gestor de proyectos web, responsable de prensa de asociaciones de comerciantes y como redactor deportivo y tipster en Skoresmedia.