Josué gana los 693.000 euros del bote de ‘Alta Tensión’

El concurso matinal presentado por Christian Gálvez en Cuatro entrega el mayor premio de la historia de la cadena a un concursante que ha dado toda una lección de vida al confesar que es Asperger

Alta tensión

Alta tensión

Adivinar dos destinatarios de las cartas de San Pablo, cuatro autores prolíficos y siete boxeadores de leyenda del Minuto diabólico le han otorgado a Josué un premio de 693.000 euros. Alta tensión, el programa presentado por Christian Gálvez en Cuatro ha entregado el mayor premio de la historia de la cadena. Era su día. Ya le tocaba. No hay dos sin tres. Josué, el peculiar concursante que fue repescado siete veces y se quedó a solo un acierto en dos de las nueve ocasiones que jugó la prueba final, en su décima ocasión no falló y se llevó a casa el bote de Alta tensión para “comprar una casa, un coche más decente y unas muy buenas vacaciones con pedigree”.

Con el premio en la mano Josue ha confesado que tiene Asperger y que su premio es toda una lección para aquellos que “les mal etiquetan y les critican”.

Josué le ha dedicado el premio a su madre que es la que le ha estado aguantando “todos estos días”. “Mamá se ha acabado, me he tenido que marchar del programa con 693.000 euros”. Lo suyo ha sido toda una lección de vida.

La hermana pequeña de Telecinco llevaba una semana cebando la sorpresa. Una estrategia que le ha reportado una notable subida de audiencia que le ha llevado ha superar la media de Cuatro. Casi 700 mil euros tienen la culpa.

Lo único que los seguidores del concurso matinal no sabían era quien de los cuatro concursantes se llevaría el megabote a casa. Cualquiera de ellos podía ser el ganador o ganadora. Podría ser Jaime, el mallorquín que justo hoy batía el récord de permanencia del programa; Bárbara, la malagueña que a pesar de llevar poco tiempo ya había disputado el Minuto diabólico en varias ocasiones; Josué con ironía tan particular o Rocío, justo el día de su debut. Al final, la morterada de euros ha ido para el bolsillo de Josué.

Estamos ante un premio inédito en la historia de la televisión matinal. Se trata del segundo bote que da el programa después de casi ocho meses. La cifra ha ido creciendo tras la victoria de Paco de Benito el pasado 4 de agosto (ganador del bote de Pasapalabra y concursante de Supervivientes). Desde entonces, casi 150 participantes han pasado por el programa para intentar alzarse con la victoria. Entre los 150 resulta inolvidable la presencia de concursantes como Roser, Israel, Firmanda, Reinier o Quicky, la aragonesa incluso se postuló para ir a Honduras a pasar hambre (ya podían escucharla). Todos ellos han creado un microclima, una microfamilia televisiva cuyo buen rollo traspasa la pantalla y se ha visto recompensado por la audiencia. Tras experimentar una evolución ascendente en las últimas cuatro semanas, Alta Tensión anotó el pasado miércoles su récord histórico de audiencia, con un 5,9% de cuota de pantalla y 346.000 espectadores.

Después de vivir un tiempo en el ostracismo televisivo provocada por la desaparición de Pasapalabra de la cadena de Fuencarral, Christian Gálvez se sumó al renacimiento de Alta tensión, un proyecto que se estrenó en el prime time estival de Telecinco con la intención de consolidar audiencia y saltar al ring vespertino contra Pasapalabra. Una semana le duró el asalto contra el portaviones de su ex concurso. Telecinco andaba con miedo a extraviar definitivamente el primer puesto del podio (asunto que al final así ha sido), de manera que los programadores perdieron la paciencia y desterraron Alta tensión a las mañanas de cuatro.

Alta tensión se estrenó en 1998 en Antena 3 conducido por el inolvidable Constantino Romero. Tras dos temporadas fue retirado de la parrilla. Seis años después, aterrizó en Cuatro, con Luis Larrodera como presentador. Fue cancelado en 2008.

Sobre el autor de esta publicación

Amanda Rodríguez

Amanda Rodríguez (Badajoz, 1988) es licenciada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Desde 2012, año en el que comenzó su andanza laboral, forma parte de la familia de República.com, donde comenzó a dar los primeros pasos de su carrera. A lo largo de una década ha pasado por varias secciones como Ciencia o Economía, aunque en Sociedad es donde desempeña gran parte de su función.